El marketing de afiliación consiste en promocionar y vender productos de terceros, llevándote una comisión cuando se produce una venta.

No obstante, no es tan sencillo como poner un banner del producto o comentarlo de pasada en un blog. Será necesario que lo que recomiendas comprar vaya en sintonía con tu temática habitual y sea útil para tus lectores.

Además, deberás hacer uso de una buena estrategia de marketing de contenidos sobre el tema que sea en cuestión, para ganar autoridad en eso y que tus lectores confíen en tu recomendación.

Vamos a verlo todo con más detalle.

Marketing de afiliación: qué es y cómo funciona

Hay dos formas de ganar dinero con el marketing de afiliación:

  • Recomendando productos de terceros y ganando una comisión
  • Haciendo que otros recomienden tus productos, pagando tú la comisión pero generando una venta sin esfuerzo.

En ambos caso las reglas son las mismas: uno es dueño del producto o servicio y el otro lo recomienda.

Cuando se cierra una venta, el dueño se queda el precio de la venta y le paga un porcentaje de comisión a su afiliado.

¿Qué es mejor? Depende. Puede parecer lógico pensar que lo mejor es tú el dueño, así otros vender por tí sin esfuerzo por tu parte. En realidad, tú el esfuerzo lo hiciste generando el producto.

Antes de seguir, conviene aclarar que estamos hablando de marketing de afiliación en internet, por lo que cuando hablamos de “productos” en la mayoría de casos nos estamos refiriendo a “infoproductos”, como por ejemplo ebooks, cursos online o también servicios de hosting, plantillas de wordpress, etc.

Precisamente por esto, ocurre que a veces es mejor ser afiliado, dado que las comisiones que se cobran por venta son muy altas. Normalmente entre el 50% y el 70% del precio.

¿Cómo pueden ser tan altas? Por lo que decíamos antes. Al ser un infoproducto, el “dueño” sólo hace el esfuerzo y dedica su tiempo al crearlo, una sóla vez. No es lo mismo un servicio que requiere su tiempo y trabajo para cada venta que se haga.

Esta cuestión es lo que hace que el marketing de afiliación sea tan apetecible para muchas personas. Piensan en recomendar en su web infoproductos de otros y hacerse ricos con ello… obviamente no es tan sencillo.

Hacerse rico es muy dificil, pero se puede sacar una renta mensual interesante si se saben aplicar las técnicas adecuadas.

Cómo recomendar bien los productos y tener credibilidad

Si yo ahora mism te digo que compres una lavadora Balay, es improbable que la compres así porque sí.

Pero si soy una persona que tengo un blog, me sigues desde hace tiempo y sabes (porque doy la cara en el blog) que he estado trabajando 21 años como técnico de lavadoras y ahora hablo en mi blog sobre las características técnicas y problemas habituales de los electrodomésticos en general, la cosa es diferente.

Ya me ves como un profesional que sabe de lo que habla. Y si además, he tenido la habilidad de generar una relación contigo, aportándote valor añadido y cosas útiles de forma gratuita, cuando te diga “te recomiendo que compres esto, porque yo lo he probado y sé que es bueno”, ya tendrás más predisposición a creerme y quizás a comprar lo que sea.

Es un ejemplo, pero la cuestión es esa: para poder vender productos de terceros, debes de cumplir unos requisitos:

  • Ser un “experto” en ese tema, o al menos saber más que el cliente potencial
  • Haber aportado previamente información relacionada y útil, gratis
  • Tener ya una relación en el tiempo con esa persona
  • Que cuando oiga la recomendación es como si la recibiera de un amigo

Cómo conseguir una relación de confianza con los clientes potenciales

Teniendo una estrategia de marketing de contenidos coherente y enfocada a los productos que quieres promocionar.

Esto significa aportar valor, resolver dudas y solucionar probelmas relacionados con el tema a tus lectores.

En otras palabras: tener un blog y posicionarte como experto en lo que te interese.

Pero eso no es suficiente, porque lo más interesante de todo es establecer la relación de confianza. Y para ello, la mejor forma de hacerlo es conseguir que tu lector se suscriba a tu blog, para poder enviarle emails con contenidos útiles exclusivos y de vez en cuando enviarle alguna promoción de un producto que le recomiendas.

Para generar una lista de suscriptores y hacer un buen email marketing, puedes utilizar una herramienta como MailChimp. Tiene versión gratuita y de pago, pero aun con la versión gratuita ya da para hacer muchas cosas.

Luego, en esas campañas de email marketing puedes ofrecer descuentos pactados con el propietario del infoproducto para incentivar al comprador. Así como decir que la promoción sólo dura hasta X fecha, para empujar un poco si está incesiso… eso ya sería otro artículo sobre marketing y técnicas de venta.

¿Se puede uno ganar la vida con el marketing de afiliación?

Hay personas que lo hacen. Pero lo consiguen precisamente huyendo de la idea de “forrarse sin esfuerzo”. No es cuestión de abrir un blog y publicar un par de entradas hablando de X productos, o poner un par de banners en tu sidebar.

No, No funciona asi. La relevancia, la credibilidad y la confianza que tengas con tus lectores es fundamental para poder convertir ventas. Eso sólo se consigue con mucho tiempo y buen trabajo en tu blog.

¿Dónde encontrar los programas de afiliados? Normalmente, las webs o blog que cuentan con programas para afiliados, colocan sus enlaces en el menú inferior (footer), Sólo en el caso de que sea una parte de su negocio, lo tendrán más visible en el menú principal.

¿Ejemplos a quienes poder afiliarte y recomendar sus productos? Amazon, Hostgator, cualquier blogger que tenga sus propios infoproductos… en realidad depende de lo que te interese promocionar. Lo cual insisto, debería de ir en consonancia con lo que te gusta y de lo que demuestras que sabes.

El marketing de afiliación no sirve para hacerse rico (salvo contadas excepciones) pero si se hace con cabeza y constancia, puede acabar dándote a medio y largo plazo unos ingresos más o menos decentes y bastantes regulares.

Recuerda que lo importante para conseguirlo, es que tu marketing de contenidos vaya en sintonía con lo que promociones con tu marketing de afiliación. No hay más secretos.