El Community Manager se divide en la dicotomía entre tomar unas buenas vacaciones y no abandonar los medios sociales ya que sabe lo difícil que es conseguir el vínculo entre marca y consumidor (engagement). Por un lado necesita oxigenarse y reactivarse para volver a retomar el trabajo y poder generar creatividad, herramienta fundamental en su trabajo. Por otro lado además de la “ansiedad” que en algunos casos esta empezando a provocar la ausencia de contacto con medios sociales la perdida de relación con el cliente, hecho que en su trabajo es imposible.

El periodo vacacional hasta este momento para aquellos que trabajan en publicidad online y especialmente para los Commumity Manager ha sido complejo de manejar y nos ha traído más de un quebradero de cabeza, el cartel de “cerrado por vacaciones” es un lujo que en estos momentos no podemos tener, pero evidentemente el descanso es fundamental para retomar un nuevo año laboral, especialmente en todo aquello que verse sobre la creatividad. Existen herramientas con las que dejas programado un determinado contenido a publicar o dejas encaminadas dos o tres acciones publicitarias, pero el feedback, la respuesta inmediata el bucle generado no se puede programar y además siempre será  impredecible (como el tiempo).

Pero no todo es negativo en el periodo vacacional para la publicidad y el Social Media, de hecho muchas empresas comienzan a ver un auge del negocio lanzando campañas específicas para verano, Navidad o Semana Santa. No solo hablamos de concursos previos en los que se pueden ganar desde entradas a festivales, lo que repercute indirectamente en turismo, también de campañas a tiempo real. Las fotos que se premian y versan sobre un determinado paisaje o sobre sensaciones vividas en los periodos de descanso. Ven a visitar esta discoteca y te invitamos a una copa, los repartidores de fliyers están siendo relegados por invitaciones online, todo, absolutamente todo el modelo de publicidad tradicional esta reinventándose.

Esta publicidad tradicional siempre ha revertido anuncios específicos para épocas del año, se sigue reconociendo la marca pero añade ese “plus” al realizarse en el periodo estival. Las nuevas tecnologías y el comercio electrónico y por con siguiente la publicidad online retoma las vacaciones y por supuesto fuertemente impulsada a través de las rebajas genera flujo de contenido.

Esta idea no es nueva, en EEUU el periodo vacacional y especialmente las rebajas son ya toda una institución en las Redes con su famoso Black Friday (es el día siguiente a acción de gracias donde los vendedores abren muy temprano y donde hasta ahora se han batido todos los records de ventas en EEUU) o el Ciber Monday.  Este último se ha convertido en toda una institución, tienen descuentos de hasta el 80 por cien en determinados productos y muchos de los envíos se realizan gratis o con pocos cargos. Es una vuelta más a las rebajas, esta vez con soporte en internet.  Las marcas no escapan a poner sus promociones on line y offline. El primero empieza a generar beneficios crescendo año a año, la muestra, tiene un nombre propio, no hay más que decir.

Numerosas campañas están centrando la inversión de publicidad en Redes Sociales para mantener al cliente en contacto con sus productos durante todo el año, se pueden rellenar en encuestas de facebook y llevarse vales de un porcentaje de descuento o seguir algún tipo de concurso en Twitter. Lo más importante de todo esto es que ese cuestionario o ese concurso sea reenviado por el amigo a otros amigos, ya que es la traducción literal del Boca a boca digitalizado. Pues bien desde EEUU ya vemos que la tendencia es realizar estas campañas en periodos vacacionales.

Si los negocios de publicidad tradicional invierten en campañas en vacaciones, si las revistas de moda no paran de entregar regalos de todo tipo en la playa, si los restaurantes sacan menús de verano o promociones para incentivar clientela no es casualidad. Es por tanto una época muy buena para la publicidad online y por tanto para incentivar el consumo como para fidelizar clientes.