Cómo tener éxito con tu tienda online utilizando Facebooks Ads

Si quieres vender tienes que hacer publicidad en Facebook. Allí están casi dos mil millones de personas activas diariamente, invirtiendo muchísimo tiempo en la plataforma.

Seguramente ya sabes que hacer que tu tienda online venda es mucho más difícil de lo que te dijeron o creíste inicialmente… horas y horas diseñando las fichas de tus productos, configurando la tienda (da igual qué software usas), mejorando la experiencia de usuario. Para que encima no vendas.

Me llamo David Luengo, y tengo mucha experiencia en cómo hacer publicidad en Facebook Ads RENTABLE y puedo ayudar a que tu tienda online despegue como deseas.

Pero hay ciertas cosas que debes saber para que tu publicidad en Facebook marque la diferencia de tu negocio y no sea echar dinero en saco roto; entre ellas está la de contar con un consultor que te ayude a pulir tu estrategia.

 

Debes tener paciencia: Facebook no es inmediato

Aunque Facebook Ads es una de las joyas para vender y hacer rentable tu negocio, debes tener paciencia. Los resultados no se verán de forma inmediata.

Aunque tu inversión en anuncios sea de miles de euros, no verás ningún resultado en cuestión de horas o de días. Facebook necesita construir una audiencia adecuada para tu anuncio, y aprender cuándo y dónde mostrar tus anuncios.

Esta etapa es algo complicada, porque puedes sentir que tu dinero se va sin obtener ningún beneficio, pero no es así: generas conciencia de marca.

Es por eso, que incluso me atrevo a decirte que, en tu presupuesto, deberías incluir una partida: cuánto dinero te puedes permitir invertir SIN que se convierta en ventas

No puedo decirte a partir de cuánto tiempo comenzarás a generar dinero, porque depende de muchas cosas, pero quiero comenzar con esto para que seas consciente de que hacer publicidad en Facebook Ads es garantía de ventas, pero no es una varita mágica.

 

La clave del éxito: conoce a tu audiencia

Para explicar todo más fácil, voy a ponerte un ejemplo: una tienda de camisetas.

Debes tener claro quién compra esas camisetas: ¿es hombre o mujer? ¿cuál es su color favorito? ¿qué edad tiene? ¿cuánto dinero gana? ¿dónde vive? ¿qué cosas les gusta?

Nadie conoce mejor que tú a tú público objetivo.

Para tener éxito en publicidad en Facebook Ads debes saber a quién le vas a vender, porque de este modo sabrás cómo hablarle, qué colores usar en tus anuncios, el tono de escritura.

Imagina que tu tienda de camisetas tiene estampados del universo Marvel, ahora que está de moda.

La audiencia objetivo sería ésta:

1. Sexo: ambos

2. Edad: 25-40 (a partir de 25, porque queremos dirigirnos a alguien que pueda comprar)

3. Localización: Zaragoza (la tienda está allí), y zonas cercanas

4. Intereses: Marvel, DC, series de televisión (buscar las series), la película del superhéroe de la camiseta)

 

Es un ejemplo muy sencillo porque estas camisetas tienen una audiencia muy clara. Aunque tu producto sea diferente funciona bien y del mismo modo para cualquier tipo de artículo que puedas vender.

Dedica un poco de tiempo a esto, ayudarás a tu negocio y también a mí, como consultor, porque nadie conoce mejor a tu cliente que tú. El éxito de tu campaña comienza con esto.

 

Establece tu mínimo viable, y comienza desde allí

No tienes que comenzar con campañas con el máximo de tu presupuesto. Ni deberías tampoco. Ya te lo comenté al inicio: Facebook necesita aprender, pero tú también.

Para aprender, es necesario pensar en el mínimo que puedes invertir para captar audiencia. Por ejemplo, cuánto quieres/puedes invertir para llegar a 1000 personas diarias. Ese será tu rango a partir de ahora.

La cantidad depende de ti, pero no debe ser muy pequeña, porque no llegarás a nadie, ni muy elevada porque perderás dinero.

Aquí es bueno analizar si ya vendes, cuántas visitas necesitas para realizar una venta. Si necesitas 150 visitas para una venta, entonces, ese mínimo puede ser más elevado que si necesitaras 1000 visitas para una venta.

Todo depende de tu presupuesto y del precio de tus productos.

Por ejemplo, si vendes cuadernos a 5€, y necesitas 300 visitas para vender un cuaderno, pero llegar a esas personas te cuesta 8€, tu campaña no funciona, porque para ganar 5, debes invertir 8.

Lo bueno de comenzar con el mínimo, es que te evita perder dinero y te permite ir incfrementando el alcance de tu publicidad y, por tanto, de tus ventas.

Te recomiendo que hagas este cálculo para cada producto que deseas promocionar en Facebook.

Más adelante lo veremos, pero conforme inviertas, Facebook te permitirá medir absolutamente todo sobre tus anuncios: a quién llegó, qué tipo de público se interesó en tu producto y quién no, y eso te servirá para volver a la audiencia, y afinarla todavía más.

Así, ese mínimo tendrá más alcance: como sabes a quién le interesa, llegarás, con el mismo dinero, a más cantidad de personas, pero esta vez personas que están realmente interesadas en tu producto.

El proceso es repetitivo, hasta que notes que con el mínimo viable con el que vendías un producto, ahora vendes tres o cuatro, y puedes invertir el doble o el triple, afinar tu audiencia, y así amplificarás el alcance y, sobre todo, tus ventas.

También puedes crear tu propia audiencia con los suscriptores a tu boletín de correo, o con las personas que han añadido productos al carrito pero no han finalizado la compra.

Sí, suena fácil, pero requiere tiempo, técnicas pulidas, una monitorización continua y agilidad para ir adaptando el presupuesto y la audiencia continuamente. Si no sabes hacer esto, lamento decirte que tu inversión en anuncios de Facebook sólo será una pérdida de dinero.

 

Construye tu propia audiencia para vender más y más fácilmente

Es mucho más fácil venderle a quien ya te conoce, o a quien al menos sabe de tu existencia.

Muchas campañas de Facebook fallan en eso: pueden tener un buen presupuesto, muy bien definida su audiencia y monitorean continuamente, pero no logran vender ni una camiseta.La razón: no saben CUÁNDO ofrecer la venta.

No bases toda tu publicidad captando tráfico frío, vendiendo como si fueses vendedor ambulante: céntrate en quienes ya conocen tu negocio.

Facebook rastrea y mide todo, pero tienes que ayudarle.

Tienes tres minas de oro: la lista de suscriptores a tu boletín, y el tráfico a los productos que vendes, y las personas que ya te han comprado o han estado a punto de hacerlo.

Esas tres fuentes te permiten crear una audiencia personalizada y decirle a Facebook: quiero ofrecer el DVD de Avengers: The Infinity War, a todos los que hayan visitado la página del Blue Ray más caro que tienes.

O puedes utilizar tus suscriptores para enviarle anuncios milimétricos: ya te conocen, saben a qué te dedicas y confían en ti, solo que no saben que te necesitan.

Esto quizá te suene más con el nombre de campaña de retargeting (remarketing): ir a “atrapar” a quien te ha visitado.

El mayor éxito en campañas de Facebook ésta en el remarketing, gracias a sus poderosas métricas que te permiten conocer absolutamente todo.

Así, siguiendo el ejemplo de la tienda de camisetas, puedes hacer algo más elaborado. Imagina que tienes un presupuesto de 400€ mensuales para hacer publicidad en Facebook Ads.

¿Cómo administraríamos ese dinero? Veamos, digamos que el mínimo es de 5€ para 1000 personas. Si quieres llegara 10.000 personas, necesitarías invertir 50€. Pues haríamos eso, hacer una campaña de branding para que 10.000 zaragozanos conozcan la tienda.

Aquí no obtendremos ventas, pero hemos generado conciencia. Facebook nos dirá quiénes y cuántos de esas personas visitaron la página de la camiseta que vendemos. Digamos que han sido 4.500.

¡Bien! Tenemos ahora que invertir 25€ para invertir en esas 4.500 personas, según nuestro mínimo.

Ahora, también queremos llegar a nuestros suscriptores, que son 10.000, son otros 50€.

Tenemos una campaña ahora de remarketing enfocado a 14.500 personas, con 75€ (más los 50€ de tráfico frío).

Si necesitamos 200 visitas para vender una camiseta a 20€, entonces, hablamos de que deberíamos vender 73 camisetas (1.460€).

Pero ya te conocen, así que necesitas menos visitas, y lograste vender 100 camisetas gracias al remarketing.

Habrías logrado ganar 2.000€ invirtiendo 125€.

Sí, todo suena muy sencillo y bonito, pero no lo es tanto.

Quizá en la campaña de tráfico frío necesites más dinero para llegar a 200 personas (las que necesitas para vender), y en lugar de 50€, necesites el doble.

O quizá, el diseño de tus anuncios es pobre, el copy no invite a la venta, que el diseño de la página del producto que vendes sea confuso, o que los clientes se ven ahuyentados por los gastos de envío, o que no haya un método de pago adecuado.

En este caso, todo el trabajo que podamos hacer no servirá para nada.

Por eso necesitas a alguien experto en publicidad en Facebook Ads; alguien capaz de gestionar presupuestos, adecuarlo sobre la marcha, comprender y generar las métricas verdaderamente importantes, y que te garantice que tu inversión se verá traducida en ventas.

David Luengo
dluengo1@gmail.com

Me encanta poder estar relacionado con el mundo de internet, un mundo que nunca deja de sorprenderme. David Luengo

No comentario

Realiza un comentario

¿QUIERES LLEVAR TU NEGOCIO A OTRO NIVEL ​Y CONSEGUIR MÁS CLIENTES?

​DESCARGA NUESTRA GUIA GRATUITA "COMO FACEBOOK PUEDE AYUDAR A TU NEGOCIO A MEJORAR TUS VENTAS".